EL HOMBRE DE LA MÁSCARA


El 28 de noviembre de 1966, el escritor estadounidense Truman Capote realizó una fiesta en el Plaza Hotel de Nueva York. ¿El motivo? El lanzamiento de su épico A sangre fría. La fiesta fue el Baile de Negro y Blanco, por la combinación de colores en la ropa que los invitados obligatoriamente debían vestir.

La máscara también fue obligatoria. Sin embargo, este festín entre el anonimato y el exhibicionismo de las 540 celebridades que acudieron (sólo celebridades) se convirtió en el golpe de gracia contra el afamado escritor neoyorquino: después de A sangre fría, no hubo más, literariamente hablando. Muchos críticos dijeron que con aquel exclusivo baile de máscaras, Capote ganó 500 amigos y 15 mil enemigos.