Gilbert & George: humor y controversia

POR Melissa Mota
A diferencia de otros artistas, no distinguen entre vida y arte; ellos mismos se conciben como “esculturas vivientes” debido a que su cuerpo (y su documentación) es su única herramienta de trabajo
(guardian.co.uk)
Desde hace cerca de 40 años, el dúo artístico Gilbert & George cuestiona aspectos sociales a través de la provocación, haciendo uso de su propio cuerpo. La polémica es su sello distintivo, ya que se dedica a romper tabúes y cuestionar comportamientos y actitudes encarnadas en la sociedad, relacionadas con la vida de la ciudad, la religión, la identidad y la homosexualidad, con la intención de generar nuevas formas de entendimiento y donar nuevos propósitos y significados de la vida.

(bozar.be)
A diferencia de otros artistas, Gilbert & George no distinguen entre vida y arte; ellos mismos se conciben como “esculturas vivientes” debido a que su cuerpo (y su documentación) es su única herramienta de trabajo. Las tres fuerzas vitales que mueven sus creaciones son: cabeza, alma y sexo, las cuales se encuentran en constante movimiento en sus vidas de manera permanente.
Gilbert Proesch (San Marino, 1943), originario de Italia, estudió arte en Wolkenstein School of Art, Austria, y en la Adakamie der Kunst, en Munich. Por su parte, el inglés George Passmore (Plymouth, 1942) cursó sus estudios en Darlington Hall College of Art, en Devon. En 1967 ambos se conocieron en Londres mientras tomaban un curso de escultura en Saint Martin’s School of Art; desde su primer encuentro hubo una conexión especial y comenzaron a trabajar juntos en proyectos de arte, hasta que pocos años más tarde adoptaron el nombre con el que son conocidos.
Death Hope Life Fear (tate.org.uk)
Al no ser invitados a participar en la exposición de nuevo arte Minimalista y Conceptual titulada When Attitude Becomes Form, realizada en 1968, reaccionaron presentándose en la inauguración con las caras pintadas y colocándose al centro de la galería, donde permanecieron durante todo el evento sin moverse. Entre el público invitado se encontraba el comerciante de arte Konrad Fischer, quien al ver el performance de Gilbert & George percibió su talento artístico y los invitó a exponer en Düsseldorf Kunsthalle. A partir de entonces tuvieron un éxito repentino, exhibiendo en países europeos como Holanda, Bélgica e Italia, además de Estados Unidos.
La pieza que más interés y críticas despertó en los años siguientes fue The Singing Sculpture, la cual consistía en permanecer parados sobre una mesa con los rostros pintados de bronce e idénticamente vestidos, uno agarrando un bastón y el otro un guante. El performance iba acompañado de la canción inglesa Underneath the Arches, que cantaban al unísono, intercambiando los objetos que traían en las manos. Cuando la pieza terminaba, alguno de los dos se bajaba de la mesa para repetir la canción de la grabadora y regresaba a su lugar. La acción continuaba por horas; en alguna ocasión duraron ocho horas interpretándola.
Singing Scultpure (intertekst.com)
En los años 90 se concentraron en el tema de la homosexualidad, presentando el tríptico Urinal, en el que combinaban referencias cristianas con el cuerpo. La obra consistía en un retablo donde aparecía la foto de un urinal y la representación de los artistas desnudos en una iglesia, en la que originalmente estaba colocado el retablo religioso, haciendo una clara crítica a la discriminación sexual. También se enfocaron en el uso de las secreciones corporales como lágrimas, saliva, sangre, orina, semen y heces, las cuales en ocasiones eran fotografiadas microscópicamente, magnificándolas después en proporciones mayores a las de la realidad, creando un choque en el espectador y expresando su protesta social.
Actualmente, tres sedes de la galería inglesa White Cube, incluida la recién inaugurada en Hong Kong, presentan su serie más extensa, London Pictures, que consta de 292 fotografías que muestran la parte trágica, violenta y absurda de la vida urbana a través de la intervención de imágenes adquiridas de cerca de 4 mil periódicos robados por los artistas a lo largo de los años. Los artistas continúan trabajando y rompiendo las barreras artísticas, al hacer obras con las que cualquier persona puede sentirse identificado, sin importar la cantidad de conocimiento que posea sobre arte, ya que se centran exclusivamente en el ser social.
Money (aqnb.com)