El literato que provenía de una familia de comerciantes

POR Notimex
Las novelas de Thomas Mann se caracterizan por reflejar la vida moderna y antigua, a partir de la cual hace un análisis intelectual de las ideas y los personajes de una forma objetiva e irónica, destacando un sentido trágico; sus personajes son esencialmente burgueses que se debaten en un conflicto espiritual
(cervantesmilehighcity.com)
La reflexión sobre las clases medias burgueses y la psicología del artistas; la vida de contemplación y otra de acción, conformó esencialmente la obra del escritor Thomas Mann, considerado uno de los máximos exponentes de la literatura del siglo XX, quien nació el 6 de junio de 1875 en Alemania y falleció el 12 de agosto en 1955 en Suiza.
Premio Nobel de Literatura en 1929, perteneció a una familia de comerciantes y fue el hermano menor del novelista y dramaturgo Heinrich Mann. Luego de la muerte de su padre, Thomas se trasladó con su madre a Munich; posteriormente, gracias a su Heinrich se dedicó a colaborar en diversas publicaciones.

Ya como escritor, manifestó su postura e inclinación literaria y sociopolítica en la obra Consideraciones de un apolítico(1918), un ensayo autobiográfico en el que concluye que un artista debe estar integrado en la sociedad y se proclama en gran medida contra el Zola, que publicó su propio hermano, aunque más adelante se volvió hacia la defensa de los valores democráticos.
Sus novelas se caracterizan especialmente por reflejar la vida moderna y antigua, a partir de la cual hace un análisis intelectual de las ideas y los personajes de una forma objetiva e irónica, destacando un sentido trágico; sus personajes son esencialmente burgueses que se debaten en un conflicto espiritual.
Thomas Mann estuvo influenciado, entro otros autores, por los alemanes Arthur Shopenhauer y Friedrich Nietzsche. Así, en su libro Ensayos de tres décadas (1947) reflexiona sobre sus propias creaciones literarias, rastreando las aportaciones de ambos literatos a su escritura.
Albert Einstein y Thomas Mann (reflexionandoperosolounpoco.blogspot.com)
En 1898 publicó su primer tomo de relato titulado El pequeño señor Friedmann; al leerlo, el editor consideró su talento y lo alentó para escribir un texto más amplio; fue así que tres años más tarde publicó una de sus más destacadas creaciones literarias, Los Buddenbrook, novela subtitulada “Decadencia de una familia”, y con la que conmocionó al público de la época.
El relato mencionado trata el declive progresivo de una estirpe hanseática, alianza comercial de las ciudades del norte de Alemania que establecieron una especie de monopolio en el curso del siglo XIX sobre el fondo de los procesos de cambio sociológico producidos en aquel período y que se relaciona con la historia de su propia familia.
Algunos críticos señalan que los relatos de Thomas Mann relatos surgían como intermedio de obras extensas, a menudo inspiradas en una anécdota en las que supo describir, entre otras cosas, los goces y sinsabores del enamoramiento.
Otra obra destacada de Mann es La muerte en Venecia, que se considera una cumbre en el género de la novela breve, en la que presenta una sutil relación dialéctica entre el apogeo de la belleza y la inevitable presencia de la muerte, y se supone que basó su personaje principal en el compositor Gustav Mahler.
A la llegada de Adolfo Hitler al poder, en 1933, aprovechando una gira de conferencias y aconsejado por sus hijos, no regresó a Alemania, se exilió en Francia y posteriormente se trasladó a California, Estados Unidos, donde residió hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.
En 1947 regresó a Alemania y participó en la primera reunión de posguerra en Zurich; cinco años después, decepcionado por la situación estadounidense a raíz de la muerte de Franklin D. Roosvelt, regresó a Europa y se estableció de nuevo en Suiza.
Entre sus obras destacan Tonio Kröger(1903), Alteza real (1909), La montaña mágica (1924), la tetralogía José y sus hermanos (1933-1943), Carlota en Weimar (1939), Doctor Faustus (1947) y Confesiones del aventurero Félix Krull(1954).
Thomas Mann falleció el 12 de agosto de 1955 en Zúrich, Suiza.
Agosto 11, 2012.