Cuerdas vocales artificiales para volver a hablar… y cantar

POR Redacción BBC Mundo
Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts investigan un material artificial que pueda imitar el funcionamiento de las cuerdas vocales. Han experimentado con un gel que puede vibrar cerca de 200 veces por segundo, velocidad similar a la de una voz femenina en una conversación
Julie Andrews, a la espera de resultados (wearemoviegeeks.com)
Cuando la cuerda de un violín o de una guitarra se daña, simplemente es reemplazada por otra, pero el daño en las cuerdas vocales puede durar toda la vida. Por eso, un grupo de investigadores estadounidenses se muestra entusiasmado ante la posibilidad de crear “cuerdas vocales artificiales”.
En condiciones normales, dos pliegues de tejido vibran para producir ruido cuando los pulmones empujan el aire a través de estas cuerdas, pero si ellas están dañadas –por haberlas forzado demasiado o debido a una cirugía— la respuesta natural del cuerpo es crear tejido cicatricial. Este nuevo tejido no es tan flexible ni tan natural como el anterior, lo que provoca que la voz de la persona sueñe ronca.

Pero ahora, un equipo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) cree que podrá inyectar un tejido sintético elástico en cuerdas dañadas, tan pronto como en 2013. Los responsables del proyecto dicen que las pruebas en animales han sido satisfactorias.
Apoyo estelar
Los científicos del MIT han tratado de desarrollar un material artificial que pueda imitar el funcionamiento de las cuerdas vocales de la forma más parecida posible. Para ello, han experimentado con un gel, llamado polietilenglicol 30, que puede vibrar cerca de 200 veces por segundo, una velocidad similar a la de una voz femenina en una conversación.
“La cuerda vocal sintética de gel tiene propiedades similares al material encontrado en las cuerdas vocales humanas y vibra en respuesta a los cambios en la presión del aire, igual que las cuerdas verdaderas”, explica el responsable del proyecto, Robert Langer.
La iniciativa llegó a Langer a través del profesor Steven Zeitels, del Centro de Voz del Hospital General de Massachusetts, quien trata a estrellas como Julie Andrews, Steven Tyler y Adele.
“Me contacté con Langer porque sabía que él podía diseñar un material que pueda ayudar finalmente a que pacientes hablen y canten de nuevo”, señala Zeitels.
Una de las más entusiastas de la investigación es la protagonista de Mary Poppins y La novicia rebelde, quien sufrió un severo daño en sus cuerdas vocales durante una operación de garganta en 1997.
“Julie Andrews ha visitado nuestro laboratorio en varias ocasiones. Creo que ella sinceramente quiere enterarse de lo que estamos haciendo y ver si puede ayudarnos de alguna manera”, añade Langer.
Tiempo al tiempo
Steven Tyler (farandula-hoy.blogspot.com)
Pero aunque las pruebas previas han resultado exitosas, queda aún un largo camino para poder restaurar talentosas voces como las de Andrews.
El profesor Anthony Hollander, jefe del departamento de Medicina Celular y Molecular de la Universidad de Bristol, aclara que “éste es un trabajo maravilloso realizado por un equipo de primera, pero es muy temprano todavía para saber si una idea tan interesante puede funcionar”.
Para Hollander, uno de los desafíos será lograr que el tejido artificial “se integre apropiadamente” a las cuerdas vocales naturales y ambos trabajen como una sola unidad.
El gel funcionaría durante un breve periodo de tiempo, por lo que inyecciones regulares –posiblemente más de cinco al año—  pueden ser necesarias.
La posibilidad de desarrollar estas cuerdas vocales artificiales fue debatida en el encuentro de la Sociedad Química de Estados Unidos, realizado en Filadelfia.
Agosto 21, 2012.