Planisferio Kunstmann IV: el viaje de Magallanes a la Especiería

POR Jorge Álvarez

Se considera que el planisferio Kunstmann IV fue el documento al que se refirió Sebastián Álvarez, administrador portugués en Sevilla, en una carta al rey Manuel I de Portugal, donde explicaba que había podido contemplarlo junto con el itinerario que pensaba seguir Fernando de Magallanes en la expedición que había propuesto a Carlos I

El llamado planisferio Kunstmann IV era una carta universal cuya autoría se atribuye a los cartógrafos portugueses Pedro y Jorge Reinel (padre e hijo respectivamente), que la habrían realizado en 1519, cuando ambos trabajaban para la Casa de Contratación española; cobraron, por cierto, doce ducados de oro. Es la carta de latitudes más antigua que se conserva con el ecuador graduado en grados de longitud; también es el planisferio náutico más antiguo en mostrar la totalidad del perímetro ecuatorial.

El original, que estaba en la Königlich Bayerische Armeebibliothek de Baviera junto a otros mapas ibéricos, sin que se sepa cómo llegaron allí, recibió su nombre del erudito que lo estudió, Friedrich Kunstmann, pero se perdió durante un bombardeo en la Segunda Guerra Mundial. Si sabemos cómo era se debe a una copia artesana, hecha en la primera mitad del siglo XIX por el artista germano Otto Progel y conservada en la Bibliothèque Nationale de Francia.

Se trataba de un pergamino de 62 x 124 centímetros, sin especificar escala y decorado en vivos colores, lo que sugiere que no estaba concebido para su uso práctico sino como objeto de lujo. Los topónimos están en portugués, lo que refuerza la identificación de los autores lusos, aunque no todos los nombres se leen en esa lengua; los más destacados se pusieron en latín. No figura el año de elaboración, pero se cree que fue 1519 porque en el mapa aparece ya la península del Yucatán, descubierta dos años antes por Hernández de Córdoba.

La verdadera importancia del planisferio Kunstmann IV estriba en que recogía todas las novedades geográficas del momento, razón por la cual se considera que fue el documento al que se refería Sebastián Álvarez, factor (administrador) portugués en Sevilla, en una carta al rey Manuel I de Portugal en la que le explicaba que había podido contemplarlo junto con el itinerario que pensaba seguir Fernando de Magallanes en la expedición que había propuesto a Carlos I. Algo que a Manuel I le perjudicaba, al poner en peligro el monopolio de su país en el comercio de las especias, y por eso trató de obstaculizar el plan.

Magallanes estaba, efectivamente, preparando una expedición con el objetivo de abrir una nueva ruta a la Especiería que evitara pasar por territorio de Portugal, de modo que, en vez de recorrer la costa atlántica de África y doblar el Cabo de Buena Esperanza, elegía la vía transatlántica, dejando atrás América por el Cabo de Hornos. Por eso se le proporcionaron veinticuatro cartas náuticas –hoy perdidas—, doce encargadas por él mismo y trece por su ayudante Rui Falero, más un plano esférico para Carlos I, todo ello realizado ex profeso por el portugués Nuño García de Toreno, cartógrafo oficial de la Casa de Contratación y colaborador de Américo Vespucio (que fue el primer piloto mayor de esa institución).

De hecho, el Kunstmann IV incluye la línea de repartimiento del Tratado de Tordesillas, de polo norte a polo sur, con las ambicionadas islas “de Maluqua” (Molucas) a 170º al oeste del meridiano pactado, es decir, dentro del área de demarcación española. Ahora bien, lo realmente interesante es que el tamaño con que representa al Mar del Sur –o sea, el océano Pacífico—, descubierto por Núñez de Balboa en 1513 y al que por ello reseña como Mar Visto Pelos Castelhanos, es mucho menor que el real, razón por la cual la circunferencia terrestre presenta 13% menos.

Las coordenadas de algunos lugares son las mismas que figuran en un memorial dirigido a la Corona, atribuido a Magallanes (o quizás a su ayudante, Rui Falero) y conservado en el Archivo de Indias. En él se explica que desde el Cabo de Buena Esperanza hasta Malaca había 1,600 leguas. Trasladando esa medida al Pacífico, resultado es que la escuadra que iba a dar la vuelta al mundo esperaba navegar por él unas 1.800 o 2 mil leguas; son unos 10 mil kilómetros, pues pensaban que la circunferencia terrestre medía 33 mil… cuando en realidad tiene 40 mil. Consecuentemente, de acuerdo con Pigafetta, terminaron haciendo el doble: 4 mil leguas (19 mil kilómetros).

Dicho de otra manera, Magallanes emprendió el viaje pensando que la Tierra era más pequeña de lo que realmente era, lo que estuvo a punto de costarle caro cuando atravesó el Pacífico y se encontró con mucho más tiempo de navegación de lo previsto: tres meses y veinte días. Un error similar al que había cometido Colón cuando cruzó el Atlántico tomando como referencia un cálculo equivocado de las millas hecho por Toscanelli, el cual partía de una traducción árabe del trabajo de Eratóstenes sin tener en cuenta que la milla árabe era quinientos metros más larga que la italiana (de ahí que ambos pensasen que Cipango estaba a 3 mil millas náuticas de Cabo Verde cuando la distancia real es de 10 mil 600).

Se supone que el planisferio fue el modelo –o uno de ellos— de las cartas náuticas que hizo Diego Ribero (o Ribeiro), otro cosmógrafo portugués al servicio de la Casa de Contratación, para la que empezó a trabajar en 1518, así que tuvo tiempo de colaborar brevemente con su compatriota Nuño García de Toreno antes de que el 10 de agosto de 1519 zarpase de Sevilla la que fue bautizada como Armada de la Especiería.

Ribero, que sería nombrado cosmógrafo real y sucedería a Sebastián Caboto como piloto mayor del reino, se encargaría de actualizar en 1527 el Padrón Real, el mapa oficial que elaboraba la Casa de Contratación incorporando los descubrimientos que llevaban a cabo todos los marinos españoles (de ahí que se considerase alto secreto). El Padrón Real de ese año es su obra maestra: considerado el primer mapa científico mundial, reflejaba la información obtenida tras la primera vuelta al mundo, incluyendo la auténtica extensión del Pacífico y la costa este de América del Norte.

FOTO Portada “Expedición de Magallanes: ¿qué fue de los cinco barcos?” (XL Semanal)

Tomado de: Cita con Clío. Noviembre 5, 2021.