80 años de la Mujer Maravilla: un fenómeno que aún revoluciona

FOTO Portada Wonder Woman

POR Mónica Mendoza

Con un propósito más allá del concepto creativo, el autor William Moulton Marston buscaba forjar la idea de un empoderamiento interno, que derrochara las capacidades internas. Explayar una fuerza irreconocible para la sociedad. En los años 40, resultaba inconcebible que la mujer asumiera un rol más protagónico en un mundo de hombres

Cuando se habla de la Mujer Maravilla es casi imposible no tener una imagen mental de este personaje. Un traje en forma de enterizo, con colores brillantes: rojo, dorado y azul. Una tiara y brazaletes que guardan un magnífico poder. Si se pudiera describir a la diosa empoderada naciente del barro, sería “bella como Afrodita, sabia como Atenea, más rápida que Hermes y más fuerte que Hércules, la princesa Diana de Themyscira lucha por la paz en el mundo del hombre”. Tal como se lee en el cómic original del mundo DC.

Se podría decir que, en pleno 1940, se convirtió en un referente importante fuera de las pantallas con un concepto revolucionario del feminismo: poder, voluntad, independencia y autoridad. De niñas disfrazadas de la Mujer Maravilla a crear múltiples versiones tanto en el cine como en televisión. Sin embargo, no todas resultaron abrazar el éxito que creían lograr. Durante más de 80 años, aún sigue causando el mismo impacto y, por ello, Infobae celebra su aniversario haciendo un breve repaso sobre Diana, la princesa de Themyscira.

El 21 de octubre de 1941 fue lanzado el primer cómic que habla sobre una heroína que acabaría siendo una de las más relevantes del mundo DC, Wonder Woman. En español, la Mujer Maravilla. Su nombre es el perfecto ensamble del rol real que ejerce una mujer en la sociedad: conocedora de sus propios poderes, valiente y con suficiente coraje para enfrentarse ante los obstáculos.

Símbolo de justicia, la verdad e igualdad, están entre sus misiones más relevantes. A pesar de la dualidad de enfrentarse a guerras, ella debía transmitir un mensaje de paz. Sin embargo, la semidiosa de Themyscira es una leyenda inspirada en personajes míticos de la Antigua Grecia. Más allá de ser un regalo de la humanidad, se convirtió en un modelo a seguir para millones de niñas y adolescentes en el mundo. En la actualidad, este fenómeno aún trasciende.

Con un propósito más allá del concepto creativo, buscaba forjar la idea de un empoderamiento interno, que derrochara las capacidades internas. Explayar una fuerza irreconocible para la sociedad. Y, es que, durante los años ‘40, resultaba inconcebible que la mujer asumiera un rol más protagónico en un mundo de hombres.

Fenómeno creado por Charles Moulton

El creador de esta historia, lejos de pensar que se convertiría en un movimiento cultural, fue inspirado por su esposa Elizabeth a desarrollar una figura femenina con súper poderes. Entre ellos: la fuerza, vuelos a grandes velocidades, inmortalidad, resistencia, hablar con animales y varios idiomas donde se encuentre. En definitiva, mostrar y explotar las capacidades que puede desarrollar una mujer, atributos suficientes para catapultarla en la industria del mundo heroico.

Con un propósito más allá del concepto creativo, buscaba forjar la idea de un empoderamiento interno, que derrochara las capacidades internas. Explayar una fuerza irreconocible para la sociedad. Y, es que, durante los años ‘40, resultaba inconcebible que la mujer asumiera un rol más protagónico en un mundo de hombres.

Versiones más recordadas de la Mujer Maravilla

Si se mencionaran las múltiples versiones que hay acerca de la Mujer Maravilla, podría decirse que sería inmedible en caracteres. No bastarían. Sin embargo, hasta el momento, han existido tres importantes actrices que le dieron el “merecido” valor que Moulton, su creador, quiso plasmar.

No todo éxito se logra en el primer intento. Así pasó con la fallida versión televisiva protagonizada por Cathy Lee Crosby (1974) que, sinceramente, decepcionó a múltiples lectores del cómic. Fue una cruda forma de reflejar la historieta. Fue considerada por los críticos como una burla al concepto feminista que su creador ideó. Una Mujer Maravilla desconcentrada de sus poderes reales, detrás de una compañía masculina muy fugaz. Definitivamente, no es la más recomendada. Sin embargo, es importante por introducir la idea de la Mujer Maravilla en la televisión.

El segundo intento terminó convirtiéndose en una de las más importantes de todas las versiones: Lynda Carter (1975 -1979). Una serie que refleja la verdadera esencia de la Mujer Maravilla y su fiel propósito como héroe. Inicialmente, Carter, apenas era una desconocida en el mundo cinematográfico, que se hizo conocida por ser Miss Mundo EUA (1972). Pero por su pulcra interpretación logró un alto rating, siendo una de las más emblemáticas. Un ícono. Los productores de las diversas propuestas han asegurado que ha sido complejo hallar una actriz que lograra sobrepasar la vara que dejó Lynda.

La tercera, pero no menos importante: Gal Gadot, (2016 – actualidad), quien fue la primera actriz en protagonizar una Mujer Maravilla en formato real de DCEU, según los lineamientos de la historia real. Como Diana Prince, Gadot, ya se había estrenado en la película Batman vs Superman (2016) y Justice League (2017). Posteriormente, en solitario, protagonizó Wonder Woman (2017) y en Wonder Woman 1984 (2020).

La preparación de Gal Gadot

Su preparación marcial en el manejo de espada, boxeo, jiu-jitsu brasileño tanto como la práctica para mejorar sus técnicas para montar caballo, fueron apenas de sus exigencias para realizar este arduo papel. Sin embargo, la sorpresa de muchos fanáticos fue grande al enterarse que antes de convertirse en una referente moderna de Wonder Woman, había tenido experiencia militar. Durante dos años, prestó servicio a las Fuerzas de Defensa de Israel como instructora de combate. Esto explica las razones de su flexibilidad y agilidad, a la hora de usar los poderes de la heroína.

Por otro lado, consciente de su papel como la actual referencia la Mujer Maravilla, aclaró en un par de ocasiones, en haberse inspirado en la Princesa Diana de Gales, por su compasión y vulnerabilidad ante el pueblo. “Quería mostrar una diosa más vulnerable, sin dejar de lado su fuerza física”. La actriz israelí, quien está respaldada por la icónica Lynda Carter, ha trazado un personaje fiel a lo que muchos esperaban. Con esto, bastó para que el público la considerara como un personaje contemporáneo que trae una propuesta fresca, humana, versátil.

FOTO Portada Vintage Wonder Woman – Wonder Woman Pictures (Android Red)

Tomado de: Infobae. Octubre 21, 2021.