Estéticas conmemora la aparición del libro central de Engels

POR Gaceta UNAM

Un aspecto valioso de la obra de Engels, que pocos estudiosos conocen, es haber formulado una crítica ambiental temprana. “En su ciudad natal contempló un río completamente contaminado por los desechos industriales; vio cómo la producción contamina y cómo los habitantes tienen que vivir en esas condiciones”, explica especialista

Manchester, Inglaterra, 1842. Mientras el joven Friedrich Engels administra la fábrica familiar de textiles, registra con penetrante mirada la situación laboral de los obreros. Guiado por su pareja Mary Burns, quien pertenece a la clase laboral irlandesa, conoce de manera directa las condiciones de vida de los pobres. De esa época procede Die Lage der arbeitenden Klasse in England, estudio que más tarde sería traducido al español como La situación de la clase obrera en Inglaterra.

A 200 años del nacimiento del compañero de Karl Marx, un grupo de académicos del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, coordinado por Peter Krieger, conmemora la singular obra.

En 2020 se conmemoran los 200 años del nacimiento de Engels (1820), los 125 años de su muerte (1895) y los 175 años (1845) de su estudio empírico fundamental, señaló Krieger, quien ha dedicado parte de tarea como académico a una investigación de largo aliento cuyo eje es explorar la imagen como un catalizador del conocimiento.

El libro de Engels, tema del Coloquio internacional “Engels200: hacia una iconografía política de La situación de la clase obrera en Inglaterra”, fue escrito a los 25 años. Es una apuesta al poder de la palabra, y un reto para el investigador quien conecta la imagen como instrumento de conocimiento.

“Sin exagerar, puedo decir que el Coloquio es un evento único en el mundo ya que la mayoría de los eventos conmemorativos se refieren a la teoría política de Engels o a la organización del movimiento obrero. El nuestro analiza la iconografía política que cuestiona los esquemas visuales e iconográficos que influyen y determinan la política”, añadió.

En la perspectiva de Krieger, “los actos políticos se expresan forzosamente en la palabra, pero también por medio de la imagen en un sentido amplio. Pueden ser las pirámides de Egipto o la de Mesoamérica, que también expresan la imagen del poder político”.

Más adelante, el investigador se refirió que la pobreza urbana es un problema no resuelto en las sociedades del mundo. “El sociólogo Mike Davis indica que una tercera parte de la población mundial vive en slums y actualmente aumenta esa cifra, debido a que la pandemia aumenta el grado de segregación y pobreza”.

Durante décadas, el tema de la pobreza urbana se reflejó en las artes plásticas y en la fotografía –comentó—, de ahí que el objetivo del Coloquio sea “ver el hábitat en la imagen, en la representación visual”, para lo cual el programa ofrece un panorama muy amplio.

De ese modo, el Coloquio ofrecerá otro aspecto del debate de la teoría política y de la sociología urbana, que a veces es abstracto: “Se mencionan cifras y teorías económicas, pero la imagen ofrece otro acercamiento al tema y al problema de la pobreza urbana”.

La situación de la clase obrera en Inglaterra es el fundamento de la sociología urbana, es la descripción empírica de un hábitat pobre que ha influido en autores como el citado Mike Davis o el sociólogo francés Henry Lefevbre, explicó el investigador.

Sin embargo –añadió—, otro aspecto valioso de la obra de Engels, que pocos estudiosos conocen, es haber formulado una crítica ambiental temprana. “En su ciudad natal contempló un río completamente contaminado por los desechos industriales; ve cómo la producción contamina y cómo los habitantes tienen que vivir en esas condiciones, aspectos que se expondrán en el Coloquio”, indicó.

FOTO Portada Friedrich Engels (El Viejo Topo). Noviembre 27, 2020.