Ken Hensley: el elemento cerebral de Uriah Heep

POR Joel McIver

El organista fue parte de la formación más aclamada de Uriah Heep, compuesta por David Byron (voz), Mick Box (guitarra), Gary Thain (bajo) y Lee Kerslake (batería). Sus composiciones fueron fundamentales
para que la banda británica lograra ventas globales de álbumes superiores a los 40 millones

Desde adolescente, Ken Hensley estaba determinado a convertirse en una estrella de rock. “Todo lo que hice a partir de los 16 años se centró por completo en eso”, señalaba. “No me importaron los sacrificios que esa decisión implicaría, sólo aprendí a vivir con la idea de lograr mi objetivo”.

De acuerdo con la declaración anterior, se puede pensar que Hensley fue un individuo superficial o arrogante. Pero lo cierto es que era un intelectual bondadoso cuyo prodigioso talento musical contribuyó a consolidar a Uriah Heep –formada en 1970— a un nivel de gran importancia crítica y comercial, con ventas globales de álbumes superiores a los 40 millones.

En sus diez años como integrante de Uriah Heep, Hensley fue el compositor principal en 13 álbumes de estudio, un LP en vivo y varias compilaciones. La formación más aclamada del grupo estuvo compuesta por David Byron (voz), Mick Box (guitarra), Gary Thain (bajo), Lee Kerslake (batería) y Hensley (en el órgano Hammond y la guitarra). Fue la voz principal en el sencillo de 1971 “Lady In Black”, una de las canciones más conocidas de Uriah Heep, además de que compuso “Easy Livin’” al año siguiente, tema que se convirtió en el primer éxito estadounidense de la banda.

La primera vez que Hensley probó el estrellato ocurrió cuando Uriah Heep fue telonero de la banda estadounidense Three Dog Night en 1971. “Fue bastante cómico», explicó, “porque, cuando nos presentamos en el primer concierto en Indianápolis, fue en el Recinto Ferial, que tiene capacidad para 16 mil personas. Nos sentíamos como peces fuera del agua: era enorme. Three Dog Night apareció en largas limusinas negras, descendiendo directo hacia el área posterior del escenario con un grupo de seguridad a su alrededor. Estábamos sentados allí, con la boca abierta, preguntándonos “¿de qué se trata todo esto?” Fue muy emocionante. Pudimos ver a las groupies y a las limusinas, fue un gran momento y todos estábamos salivando”.

Kenneth William David Hensley nació en Plumstead, al sureste de Londres, pero creció en Stevenage en Hertfordshire. Fue uno de los cinco hijos de William Hensley, director general de una empresa de ingeniería, y de Evelyn, que dirigía una agencia de empleo. Aprendió a tocar la guitarra en un libro de Bert Weedon a los 11 años y más tarde estudió el órgano Hammond, con el que estuvo más asociado.

Sus primeras bandas fueron Blue Notes, Ken & the Cousins y Kit & the Saracens, pero no fue hasta 1965 que llamó la atención del público cuando formó The Gods, donde coincidió con el futuro guitarrista de The Rolling Stones, Mick Taylor. Después de aparecer en dos álbumes con The Gods y luego tocar con Toe Fat, una banda liderada por Cliff Bennett, Hensley se unió en 1969 a un grupo llamado Spice, banda que al año siguiente cambió su nombre a Uriah Heep, uno de los personajes de la novela de Charles Dickens, David Copperfield.

La alineación clásica de Uriah Heep se disolvió en 1975 cuando el bajista Gary Thain fue despedido a causa de su adicción a la heroína. Al año siguiente también se le pidió a David Byron que se fuera, cuando su ingesta de alcohol se tornó severa. Hensley se sintió incómodo por la situación y señaló: “Una de las razones por las que Uriah Heep tuvo tanto éxito fue la química entre sus cinco integrantes. Cuando le pidieron a David Byron que se fuera, esa química fue básicamente destruida, incluso más que cuando Gary Thain se fue”.

Mientras tanto, la presión aumentaba entre Hensley y los otros miembros debido a su mayor participación en la composición de canciones y los ingresos asociados. “Estaba ganando más dinero que nadie porque estaba escribiendo más canciones”, explicó. “Nunca fui muy sutil sobre el hecho de que ganaba más dinero, compraba autos y casas grandes, así que comenzaron a surgir discusiones sobre las regalías y sobre por qué tocábamos más mis canciones”.

Asimismo, Hensley cayó en las trampas del éxito (“las limusinas y los vuelos en primera clase comenzaron a tener preferencia sobre todo lo demás”) y, al necesitar el espacio para limpiarse de su adicción a la cocaína, dejó la banda en 1980. Había grabado dos álbumes en solitario, Proud Words on a Dusty Shelf (1973) y Eager to Please (1975) mientras aún estaba con Uriah Heep, y una vez que dejó la banda, realizó una gira por Estados Unidos con su propio grupo. Después llegaron las sesiones cona bandas de heavy metal como W.A.S.P. y Cinderella. Además, consiguió un empleo en una compañía de instrumentos musicales: St Louis Music.

En 2004, Hensley se mudó con su cuarta esposa, Mónica, a una granja cerca de Alicante, España, donde la pareja se dedicó a la crianza de ganado, y estableció una organización benéfica para los animales abandonados. Lanzó álbumes a un ritmo prolífico y continuó tocando en vivo, a menudo en Rusia y Europa del Este, donde tenía una base de fans incondicionales. También publicó en 2007 una autobiografía: Blood on the Highway.

Ocho años después accedió a un concierto de reunión único con Uriah Heep, en el que se unió a Box en el escenario de Moscú. Su último álbum, My Book of Answers, se lanzará en febrero de 2021.

Ken Hensley murió el 4 de noviembre de 2020, en Agost, España. Tenía 75 años. El 19 de septiembre pasado, Hensley escribió a propósito de la muerte Lee Kerslake, baterista de Uriah Heep: “Es con la mayor de las congojas que comparto con ustedes que Lee Kerslake, mi amigo desde hace 55 años y el mejor baterista con el que he tocado, perdió la batalla contra el cáncer [de próstata] a las 3.30 de esta madrugada”. Tres meses después, Hensley protagonizó su propio obituario.

FOTO Portada Demons and Wizards posiblemente es la obra cumbre de Uriah Heep, con la formación más aclamada de la banda: David Byron (voz), Mick Box (guitarra), Gary Thain (bajo), Lee Kerslake (batería) y Ken Hensley (en el órgano Hammond y la guitarra)

Con la información de:The Guardian. Noviembre 8, 2020.