¿Se puede hackear el cerebro?


POR Ben Weitzenkorn
Con un videojuego de 300 dólares, investigadores de Reino Unido, Suiza y California ha desarrollado un programa que en vez de controlar a un personaje en una pantalla, la actividad de las ondas cerebrales de los participantes fue fotografiada y analizada mientras se les mostraba imágenes de números, nombres, logotipos y personas
(scitechdaily.com)
El cerebro humano no es inmune a los hackers. Así lo asegura Iván Martinovic, un científico en computación de la Universidad de Oxford que explora si la tecnología de lectura de las ondas cerebrales puede obtener de forma encubierta la información secreta que almacenamos en nuestra cabeza.
¿Su herramienta? Un videojuego de 300 dólares.

Para este estudio, Martinovic, junto con investigadores de Suiza y California, ha desarrollado un programa que interactúa con un dispositivo de electroencefalograma idéntico al que se comercializa para los juegos y el entretenimiento. Pero en vez de controlar a un personaje en una pantalla, la actividad de las ondas cerebrales de los participantes fue fotografiada y analizada mientras se les mostraba imágenes de números, nombres, logotipos y personas.
Los investigadores buscaron lo que se llama una respuesta P300, un patrón de ondas cerebrales muy distintas a las que se producen cuando uno relaciona o reconoce algo. Esto ocurriría, por ejemplo, si usted mira una foto de su madre o ve escrito su número de Seguro Social.
Aunque esta tecnología no permite que alguien más active y busque en nuestro cerebro, definitivamente es un paso en esa dirección. Pero para que este método pueda obtener alguna información valiosa, muchas condiciones tienen que ocurrir al mismo tiempo.
Si el sujeto en cuestión conoce los motivos de los hackers, sospecha, tiene miedo o simplemente opta por no pensar en el tema que nos ocupa, espigar algo útil a partir de los datos de ondas cerebrales será difícil, si no es que imposible. La tecnología definitivamente no es un método de fuerza bruta para extraer información, pero puede ser una herramienta útil en las manos de un gran ingeniero social.
La eficacia es aún muy incierta, sin embargo. ExtremeTechinforma que los 28 sujetos de prueba sólo aportaron información útil de 10 a 40 por ciento de las veces. No es el porcentaje de éxito más fiable, pero es mucho más rápido y aproximado que de tratar de adivinar simplemente un número de 16 dígitos de la tarjeta de crédito o la dirección de su casa.
Esto es sólo el comienzo de lo que seguramente será una inmensa cantidad de investigación sobre la aplicación de la lectura mental por medio de la tecnología de interface del cerebro-ordenador. Esto nos acerca un paso al desentrañamiento de los misterios de la mente humana y de nuestra fascinación interminable con el control mental.
Tomado de:Foxnews.com. Agosto 27, 2012.