Argentina redescubre su amor por los libros

POR Candace Piette

Después de ser una de las comunidades latinoamericanas que más libros leía, la llegada del gobierno militar en 1974 y la crisis de 2001 en Argentina redujeron casi a polvo el gusto amable por la lectura. Sin embargo, la recuperación de esa nación del sur es encomiable, tanto que la Unesco la ha nombrado para 2011 Capital Mundial del Libro

Toma su lugar en la mesa y comienza a leer mientras sorbe su café. Los amantes de la literatura se han encontrado en la cafetería del Hotel Castelar, en el centro de la capital argentina, durante décadas. Fue, de los años 30 a los 60 del siglo 20, el corazón de la vida literaria de la ciudad. Grandes escritores del mundo de habla hispana, entre ellos Federico García Lorca, Pablo Neruda y Julio Cortázar, estuvieron ahí.
El café del Hotel Castelar ha sido elegido con otros 14, todos conectados con el que es considerado el periodo más rico de la literatura argentina, para una nueva campaña del gobierno de la ciudad para promover la lectura. El plan es colocar libros en anaqueles de cafeterías y que la gente los lea mientras permanece en el lugar.
La primera colección escogida para la campaña es la que condensa los trabajos del que quizá es el escritor más brillante y complejo de Argentina: Jorge Luis Borges. “Lo más bonito de la lectura es hablar de ella”, dice Hernan Lombardi, ministro de Buenos Aires de Cultura. “No hay nada más encantador que leer algo de Borges y reunirse con un amigo en un café que está haciendo lo mismo. La parte de estimular a la gente para que lea, la estimula para que hable sobre lo que lee”, señala Lombardi.
Borges –poeta, escritor y ex director de la Biblioteca Nacional de Argentina— amaba Buenos Aires y su versión ensoñadora de esta ciudad sirvió de paisaje para muchas de sus historias y poemas. Hasta mediados de los años 70, Argentina fue una de las comunidades más educadas y letradas de Latinoamérica. Esta nación tenía un excelente sistema de educación pública y una exitosa industria editorial, las cual producía libros para toda la región.

Educación, la llave
Sin embargo, la llegada del gobierno militar en 1974 tuvo un duro impacto. Los libros fueron prohibidos y los escritores sufrieron ataques e incluso muchos fueron asesinados. La producción literaria se frenó conforme el mal manejo económico y la baja inversión en la educación comenzaron a erosionar la tradición en la lectura y las letras. La crisis económica de 2001 dio otro golpe a la industria editorial, golpeando la producción y las ventas. La industria del ramo se desplomó a 17 metros de libros por año, un tercio del total en 1974 y la mitad de ejemplares publicados anualmente en los años 50.
De acuerdo con un estudio de la industria editorial argentina, hoy sólo diez por ciento de la población compra y lee libros, mientras que la mitad de los argentinos nunca lo hacen. Los libros representan un lujo para muchos. Además, los libros tienen que competir por la atención, como en la mayor parte del mundo, con los medios electrónicos, inconscientes de la nueva selección de las obras de Borges que se ofrece en los anaqueles gubernamentales.
Gaston Basile, profesor de literatura de universidad y secundaria, opina que el esquema es elitista. “La iniciativa sólo apelará a la gente que ya lee, la clase media instruida que va al café y que puede encontrar esos libros atractivos. ¿Cómo animamos a otra gente, sobre todo a las clases más bajas? ¿Cómo promovemos la lectura en esos niveles?”
Para Basile, el gobierno necesita enfocarse en la formación del magisterio y en la reforma curricular. “La inversión en la educación es la llave y la forma en que promovemos y enseñamos la lectura desde una edad temprana”, señala. “La lectura no llega de forma natural a los niños ahora; requieren que se les enseñe a leer y que los maestros los motiven también a encontrar libros que no sólo sean los textos de estudio sino fuentes de entretenimiento, disfrute y placer”.

Feria del libro
El gobierno de la ciudad de Buenos Aires celebrará en los meses siguientes a autores tanto argentinos como de otros países en las 15 cafeterías designadas. Las colecciones también podrán encontrarse en la red de las 24 bibliotecas de la entidad.
Roberto Lightowler, de editorial Planeta, fue el responsable de la publicación de la colección de Borges. Afirma que el gobierno argentino ha trabajado mucho para desafiar a un público que cada vez lee menos. “Desde 2000, el ministerio de Educación ha hecho grandes compras de libros para las bibliotecas escolares, y no sólo ejemplares de texto sino también de literatura”, explica Lightowler.
Otros esquemas también están ayudando a promover la lectura, añade. El gobierno ha colocado en las escuelas los que considera los 100 libros más importantes y ahora está haciendo una segunda compra de esta colección. “Y a escala local, hace dos años las autoridades educativas de Buenos Aires comenzaron la campaña de regalar tres libros por año a los alumnos, con lo que ellos pueden comenzar a formar sus propias bibliotecas en casa”.

A pesar de la caída en el número de lectores, la industria editorial Argentina se ha recuperado en los últimos años, duplicando el número de títulos publicados desde 2001. En 2009 hubo alrededor de 22 mil nuevos títulos y, por regla general, 70 metros de copias son publicadas al año. Un tiraje normal es de 3 mil a 4 mil (el rango estándar en la mayor parte de los países desarrollados).
Argentina ha sido seleccionada como invitada de honor este año en la prestigiosa Feria del Libro de Francfort que se realizará en octubre. También ha sido nombrada por la Unesco como la Capital Mundial del Libro 2011 por la cantidad y variedad de su propuesta de programa para promover la lectura y la literatura.
Jorge Luis Borges estaría orgulloso, dice María Kodama, la viuda y presidenta de la fundación que lleva el nombre del escritor. La lectura y los libros eran la cosa más importante en su vida, afirma.

Tomado de: BBC News, Buenos Aires. Abril 23, 2010.
Traducción: José Luis Durán King.

1 comentario en «Argentina redescubre su amor por los libros»

  1. Hola, perdón por escribirte por este medio, somos una red de librerías de usados http://www.buscaslibros.com y estamos recopilando información sobre blogs literarios para publicarlos en nuestra página. Ya hemos registrado tu blog para compartirlo con nuestros usuarios dentro de poco. Saludos y si buscas libros agotados, raros, etc, te esperamos por allá!

Los comentarios están cerrados.